Buscar
  • Pili Chuez

Los niños y la tecnología



Participando en diferentes grupos y foros de educación y pedagogía, nos hemos dado cuenta que en estos días de encierro una preocupación compartida por muchos padres es el incremento del uso de la tecnología (TV, smatphone y Tablet) por parte de los niños. La idea que las tecnologías digitales sean un “lobo feroz” del cual tener miedo, es muy común. Así como lo es el miedo de estar provocando un daño a nuestros hijos dejando que usen la tecnología por más tiempo de lo habitual. Sin embargo nuestros hijos - y en general todos los niños nacidos en los últimos 20 años – son considerados “Nativos Digitales”. Nacen y crecen en un ambiente fuertemente digitalizado así que desarrollan con los dispositivos electrónicos una relación muy precoz. Como educadores, es importante dar algunas coordinadas pedagógicas entre las cuales moverse para hacer sí que el uso de la tecnología sea un aliado y no un enemigo del crecimiento del niño. En 2013 el psiquiatra infantil Serge Tisserot publicó un libro para informar padres y educadores acerca del uso apropiado para de los Tablet. Tisserot individua tres puntos fundamentales para desarrollar una correcta educación a las pantallas: la autorregulación, la alternancia, y el acompañamiento, o sea disponibiliad del adulto de acompañar el niño y ser su mediador. Primero: La tecnología no es un Shut Up Toy . Todos hemos dado nuestro Smartphone o Tablet para distraer nuestros hijos en la cola de un banco o en un restaurante. Sin embargo, una de las más importantes etapas en el desarrollo del infante es la adquisición de la capacidad de autorregularse: o sea integrar exitosamente la emoción que siente y lo que puede o no puede hacer para lograr un comportamiento apropiado. El uso de la tecnología como “chupón digital” evita situaciones conflictivas pero, de otro lado, no crea experiencias e impide al niño enfrentar sus emociones. Se queda como espectador pasivo, fascinado por una pantalla, al cual estamos quitando la posibilidad de aprender a calmarse. Segundo: Hay muchos recursos tecnológicos que favorecen el aprendizaje y el crecimiento de los niños. El primer paso para los padres para un uso adecuado de la tecnología sería entonces individuar APPs y videos que promueven la creatividad, estimulan un juego de exploración, requieran concentración en el proceso, promuevan el “problem solving” y el pensamiento crítico. Y evitar los juegos que crean dependencia. El Tablet tiene que ser otro juego, no sustituir las actividades artísticas o la hora de lectura. Tercero: Los padres podrían darse el tiempo de jugar por ratos con sus hijos para estimular la practica el “co-viewing” o sea una visión compartida que estimula la discusión y el confronto. Involucrarse en los juegos virtuales de nuestros hijos es también dejar abierta una puerta importante de comunicación para estar siempre pendientes y enterados de como los niños utilizan el tiempo frente a la pantalla. Hacer contar al niño sus experiencias frente a la pantalla ayuda también a utilizar el lenguaje, la inteligencia espacial, la capacidad narrativa y la creatividad. Así que relajémonos. Aprendemos a usar la tecnología de forma ventajosa y no subestimamos nuestros hijos: ellos mismos saben que estos son días extraordinarios. Regresando a la “normalidad” podremos, en armonía, regresar a un uso más moderado de Tablet y smatphones.

1 vista
 

+51 999221540

General Silva 395. Miraflores

  • Facebook
  • LinkedIn

©2020 by La Semilla. Proudly created with Wix.com